GHOST RIDER: Un Espíritu de Venganza.

Cuando pensamos en superhéroes siempre nos viene a la mente los mismos, los más conocidos, los más tops, meta-humanos que con un solo parpadeo podrían cambiar las tornas del tiempo y el espacio como lo conocemos. Tal vez el primero que se nos viene a la azotea es el más completo, ya que puede hacer todo lo que el simple mortal no puede y de allí el prefijo “Súper” antecediendo su alter ego, el cual se lo brinda un público boquiabierto al observar como vuela con su indumentaria bicolor, muestra patriótica del país que lo acogió.

Y luego podríamos pensar en el caballero de la noche <<pero mis queridas/os amigas/os, el hombre murciélago no es un superhéroe ni siquiera un héroe ya que responde a un concepto no del todo contrario pero desigual, un anti-héroe>> aquel que aterroriza el corazón de los criminales llevando la justicia y la oscuridad a sus desdichadas mentes.

Pues ni Superman, ni tan siquiera Batman, vendedores de numerosos y exitosos cómics y películas, son los protagonistas del primer post de este humilde sitio destinado a compartir mis experiencias y gustos con todos vosotros.

Demos el pistoletazo de salida con el único anti-héroe al que no le permiten repostar en las gasolineras y que sabe que ir a la peluquería es inviable.

“Lluvia… envolviendo la ciudad en un húmedo manto de penumbra…

Lluvia… golpeando el cráneo que una vez fue la cabeza de un      hombre normal…

Lluvia… combinada con la negra soledad de la noche para conformar una lúgubre cadencia    que llora.”

// Primera aparición en Marvel Spotlight #5, creado por Roy Thomas, escrito por Gary Friedrich e ilustrado por Mike Ploog. //

Así, con estas líneas en 1972 dan comienzo las primeras viñetas de Ghost Rider también conocido como “El Motorista Fantasma” o “El Vengador Fantasma”, esa cerilla sobre ruedas con el poder de quemar las almas de los infames con su “Mirada de Penitencia” que cuando tiene tiempo libre es Johnny Blaze, un acróbata ambulante <<si se les pueden llamar así a los que saltan por encima de cosas con motocicletas, yo les llamo “Yanquis”>> famoso por arriesgar la vida por el espectáculo. Un “trabajo” que heredó de su padre <<otro “Yanqui”>>, el cual muere en un último reto con el destino al estrellarse entre llamas en su ulterior salto. Johnny es adoptado por Crash Simpson, el jefe de su padre, el cual tiene una hija, Roxanne, el amor platónico de Blaze.

Crash aquejado por una enfermedad terminal es salvado por su hijo adoptivo, inexperto y desesperado, a un alto precio. Firmando un contrato con Mefisto, un demonio que se hace pasar por el gobernante del infierno, para curar el mal que acecha a su padre putativo y así irremediablemente atarse a la llameante eternidad de la servidumbre.

Sin conocimiento de su sanación <<normal ¿Cómo le dices a tu padre que lo has curado con ayuda de Satán y que te crea?>>, Simpson planea superar el récord mundial de salto volando a través de 22 coches alineados con nefastas e idénticas consecuencias para Barton Blaze (padre biológico de Johnny), sucumbiendo en el acto. Con el pacto cumplido pero aun así desperdiciado, Johnny recibe la visita del Oscuro para reclamar sus servicios maldiciéndolo con las habilidades que todos disfrutamos en las ilustradas páginas. Humano por el día, vengativa vela aromática por la noche.

Así nació la leyenda del personaje que todos conocemos pero no fue el primero en llevar ese nombre tan característico.

El inglés es un idioma más escueto, por así decirlo, ya que, al traducir una palabra, puede tener varios significados en nuestra lengua romance. Eso es lo que ocurre con la palabra “Rider”, porque su traducción literal es Jinete o Montador <<de montura, no os flipéis>>.

// Marvel se apropiaría del personaje de la serie Tim Holt (1949) de Ray Krank y el artista Dick Ayers. //

En 1967 aparecería en los cómics Carter Slade, el elegido en primer lugar para llevar el nombre de Ghost Rider, un profesor de escuela que se ve envuelto en una trama de usurpación de territorios en el salvaje oeste. Después de defender heroicamente a unos colonos, es herido de gravedad por unos mercenarios disfrazados de Pieles Rojas. Al borde de la muerte es devuelto al mundo gracias a los espíritus aborígenes y a unos polvos alucinógenos provenientes de un cometa que el chamán “Estrella brillante” le había espolvoreado. Gracias a que éstos últimos tenían la capacidad de brillar, Slade zurció un plan para vengarse y de paso salvar a los colonos inocentes de las garras de Jason Bartolome que quiere las tierras para sí mismo.

Con una indumentaria totalmente blanca <<color equivocado en la época para quitar las manchas>>, un corcel del mismo color y el brillo de los polvos, Carter se convertiría en el Jinete Fantasma, “el que cabalga con los vientos de la noche”.

// Sin esperar mucho llegaría en el segundo volumen del motorista un crossover no muy épico pero nostálgico. //

En la primera edición los tebeos mostraban el título de Ghost Rider <<lógicamente porque Johnny Blaze no era ni una idea planteada siquiera>> y fue cambiado por el de Jinete Fantasma al aparecer el motorista que sería un bombazo en el misticismo de los años setenta. Pero la línea no fue olvidada y el Jinete tuvo varias encarnaciones con el correr de su historia, algunas más duraderas que otras.

Con la popularidad de los superhéroes en el cine estaba claro que el motorista tendría la oportunidad de brillar no en una, sino en dos adaptaciones a la gran pantalla. Protagonizadas por Nicolás Cage <<haciendo de Nicolás Cage, con Nicolás Cage sobre una motocicleta y Nicolás Cage poniendo caras raras en las transformaciones que dan más risa que aparentar sufrimiento>> en el papel de Johnny Blaze y mostrándonos los inicios del personaje tomándose muchas licencias personales que no venían a cuento. El primer filme es medianamente disfrutable con cambios muy descarados en la historia y una aparición especial de Carter Slade interpretado por Sam Elliot <<ese viejo que pegaba fuerte en “De profesión duro”>> algo cambiado, ya que lo han fusionado con “El Cuidador”, otro personaje que será posterior en los cómics. Tal vez pensaron que ponerle el atuendo fantasmal de los años sesenta en la actualidad sería muy hortera, así que le prendieron fuego, a él y a su caballo.

// Ghost Rider 2007 – A la Izquierda Sam Elliot haciendo lo que puede y a la derecha Nicolás Cage riéndose después de consumir unos “Tripis” tras bambalinas. (Me recuerda a The Evil Dead II y a Bruce Campbell, pero allí tenia sentido) //

La secuela del film es un despropósito de lo más absoluto, aburrida y muy olvidable. Un Nicolás Cage haciendo otra vez el papel de él mismo mirándose al espejo y con unas ganas de que se terminara rápido el rodaje <<se nota que no admiro a este “actor”>>

Esperemos que Marvel le dé el valor que merece al personaje, ya que en las viñetas de War World Hulk el Dr. Strange lo considera como un de los más poderosos de la tierra hasta el punto de derrotar al mismísimo gigante verde. Pero, como sabéis, Marvel se moja en las revistas pero nerfea a sus personajes en el cine.

// War World Hulk #12 y #13 de la línea Ghost Rider. Donde Hulk no puede destruir a Johnny y éste último le planta cara sin problemas. //

Como es normal en casi todos los superhéroes o en todos y, como comenté más arriba haciendo alusión a Carter Slade, Johnny también pasará por diferentes encarnaciones dentro del universo de la compañía llegando hasta a tener una versión futurista.

Bien, ya hemos hablado de los orígenes del personaje en las viñetas tintadas y de su breve y, por qué no, olvidable camino por el cine, ahora es momento de ver su participación en el medio interactivo que a todos nos gusta, el videojuego.

Su primera aparición en este universo la llevó acabo siendo refuerzo especial para unos colegas de su misma factoría. En 1995 se lanzaría al mercado la secuela del espectacular Spider-Man and Venom: Maximum Carnage, con otro nombre igual de largo, Venom/Spider-Man: Separation Anxiety donde la trama seguiría la senda del cómic Venom: Lethal Protector. El simbionte vuelve a dividirse y habrá que detener a los descontrolados engendros. La participación de Ghost Rider es meramente defensiva al activarlo tipo “Movimiento especial” que barrerá <<moviendo la cadena y la cadera>> con las alimañas en pantalla.

// Y aquí lo tenéis moviendo las caderas y ayudando a Venom con estos tíos con uniformes de trabajo extrañamente coloridos. //

En 2006 participaría en el conflicto de Marvel: Ultimate Alliance, siendo un personaje jugable pero desbloqueable, donde ayudaría a repeler las amenazas que asolan a la humanidad. Un batiburrillo de personajes de lo más disfrutable, muchos personajes a controlar pero con exclusividad de algunos de ellos para determinadas plataformas y acción a raudales en vista desde arriba. (Ya tendremos un artículo más adelante de las verdaderas vistas Isométricas y cómo los medios de información del videojuego usan mal ese término)

No sería hasta un año después, en 2007, con claro empujón del filme, que asumiría el protagonismo de su propio videojuego. Ghost Rider es un hack and slash en tercera persona que nos brinda una nueva historia, extendiendo así aún más la trama del filme presentando nuevos villanos y entornos, algunos de ellos infernales. Pero no todo será dar mamporros de pie sino que podremos conducir la motocicleta en un circuito lineal mientras derrotamos enemigos a cadenazos.

// Ghost Rider 2007 en la mítica PS2. Título más que entretenido y muy ágil en sus movimientos. Da justo dar hostias. //

Esto es algo rutinario en Marvel, extender o cambiar la historia del videojuego para diferir en ciertos aspectos al film que lo ha precedido, de esta manera nos ofrecen un universo más amplio y enemigos más variados y populares.

Y, si de dar mamporros va la cosa, también fue luchador en Ultimate Marvel vs. Capcom 3 versión actualizada del título <<porque en el otro no es personaje jugable>> y en Marvel vs. Capcom: Infinite. Aquí las hostias están a la orden del día con un apartado gráfico encantador en el primero y un poco más austero en el segundo. Ver a nuestros luchadores favoritos de Capcom al nivel de un superhéroe es increíble. <<Sed sinceros, Ryu tiene sus Hadōken, pero no es Hulk>> 

// Aquí lo tenemos en Ultimate Marvel vs. Capcom peleando contra Wolverine sobre un Helicarrier de S.H.I.E.L.D. //

Y, por último a este vistazo de apariciones, lo pudimos ver con su cabeza de plástico llameante en Lego Marvel Super Héroes y su secuela también como muñeco articulado jugable. Grandes juegos de Lego y como es costumbre con todo el entorno destruible podemos hacernos los gamberros, ya que los superhéroes no pagan por los daños ocasionados. <<Si no Banner sería un “Homeless”>>

// Ahí lo tenemos obstaculizando el trafico porque él lo vale. (Lego Marvel Super Heroes 1) //

Pero éstos no son los únicos que ha visitado el motorista, también ha participado tanto en juegos de móviles como en MMO´s.

Como curiosidad, en el modo “What if” del espectacular Spider-Man del año 2000 <<anterior a la película de Raimi>>, podremos ver como Johnny Blaze surca los cristales de los edificios con su flamante moto en vertical.

 // Lo podremos ver solo en el “What If Mode”, el cual se desbloquea con código. Nos permite ver muchos más cameos heroicos y conversaciones modificadas. (UATUSEES – Código versión PC) //

Y hasta aquí el primer artículo de la casa. Un personaje que, aunque conocido, no es de los primeros que se nos viene a la mente y que tal vez ha sido algo desaprovechado fuera del mundo del cómic.

Espero que haya sido de vuestro agrado y dejad un comentario aportando otros personajes que os gustaría que analice escuetamente en el blog. Por mi parte me despido y cuidado con las cerillas que el peinado de Johnny es natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s